mate en argentina

El mate en Argentina: un símbolo cultural saludable

Una de las experiencias que no deberías perderte durante un viaje a Argentina es, sin duda, tomar un mate.

Caminando por las calles, los parques del país, en las oficinas, las tiendas, en todas partes verás a la gente tomando mate y ¡sólo será cuestión de tiempo que te ofrezcan uno!

En esta guía te explicaré todos los detalles y curiosidades relacionadas con esta bebida, símbolo de la cultura argentina.

Índice de contenidos

¿Qué es el mate?

El mate es una bebida popular en muchos países de América del Sur. Actualmente se consume principalmente en Paraguay, Argentina, Uruguay y algunas ciudades del sur de Brasil.

Para elaborar esta infusión se utilizan hojas de la planta de yerba mate, a las cuales se les agrega agua caliente.

También se llama mate al recipiente donde se lo toma, siendo el más utilizado el de calabaza.

En Argentina el mate es una bebida popular sí, pero significa mucho más, es un orgullo para los argentinos, es una excusa para encontrarse y una costumbre que se transmite por herencia familiar. 

 «¿Tomamos unos mates?» 

Es una invitación a la charla, a quedarte, a seguir la conversación. El mate representa el compartir, reduce las distancias entre las personas, invita a la reflexión, al debate, es la bebida social por excelencia.

También tenes que saber que su consumo es beneficioso para la salud. La yerba mate es rica en antioxidantes, ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos (obesidad) y contiene gran cantidad de minerales y vitaminas.

Como última característica, produce un efecto energizante debido a su alto contenido en cafeína. Pero es una cafeína distinta a la que contienen el café o té. Sus propiedades evitan la baja de energía que se produce tras el consumo excesivo de café.

¿Viste cuántas cosas representa?

Quedate tranquilo que este artículo no va a terminar sin que te explique cómo se hace un buen mate, aunque lo de “buen” va a depender siempre de los bebedores, ya lo descubrirás.

¿Cómo nace el mate en Argentina?

El mate nace con las costumbres de los indígenas guaraníes que habitaban la zona que hoy conforma Paraguay y partes de Argentina, Uruguay y Brasil.

Los guaraníes utilizaban las hojas del árbol de la yerba mate como bebida y también como moneda de intercambio con otros pueblos. Para ellos, el árbol de la yerba mate era un regalo de los dioses. 

Luego los conquistadores españoles fueron quiénes difundieron el consumo de esta bebida en el Virreinato del Río de la Plata. Notaron que los guaraníes tenían más resistencia y energía luego de tomarla y aprendieron así las virtudes de la yerba mate.

Más tarde, los Jesuitas introdujeron el cultivo en las misiones jesuíticas guaraníes y gracias a ellos, la yerba mate se popularizó y comercializó. Tanta fue su influencia que la infusión se conocía en esos tiempos como té de los jesuitas.

trabajador yerba mate
Un trabajador de Yerba Mate en el establecimiento Taragüí - MateRojo, CC BY-SA 3.0 , via Wikimedia Commons

Beber mate no distinguía clases sociales, pero sí los agregados que se incluían al tomarlo y los objetos en los cuales se tomaba. Los aristócratas de aquellas épocas le agregaban leche, canela, crema, clavo de olor, para hacerlo más “premium”. Asimismo, cuanto más elaborado (labrado en plata) y ostentoso era el mate (recipiente), más fino se lo consideraba.

Así fue como el tomar mate se transformó en una tradición en Argentina, muy arraigada, que se mantiene aún hoy y se expande alrededor del mundo.

¿Dónde se produce yerba mate en Argentina?

La provincia de Misiones, en el extremo noreste de Argentina, es la principal productora de yerba mate del país. Seguida por el nordeste de la provincia de Corrientes.

La yerba mate, cuyo nombre científico es Ilex Paraguariensis es un árbol nativo de la selva brasilera del estado de Paraná, al sur de Brasil. Puede alcanzar una altura de entre 12 y 16 metros. Para facilitar su cosecha, son podadas hasta dos veces al año a una altura promedio de 2 metros.

Argentina, con un total 165 mil hectáreas, es el principal productor y exportador de yerba mate del mundo. Luego se encuentra Brasil (85 mil hectáreas) y Paraguay (35 mil hectáreas).

Un árbol de Yerba Mate en el Jardín Botánico de Buenos Aires - © Nicholas Tinelli

Este país lidera en exportación de yerba mate con un promedio anual de 35 mil toneladas, siendo sus principales destinos Siria (78%), Chile (12%), Líbano y Estados Unidos (2%).

¿Cómo se explica que Siria sea el mayor comprador? La explicación se encuentra en la inmigración siria a Argentina, que comenzó en el siglo XIX, y al quedar muchos familiares en el país de origen, adoptan las costumbres de aquellos que emigraron.

Actualmente en Argentina se consume un promedio 6,4 kg por habitante por año y la yerba mate está presente en más del 90% de los hogares.

¿Cómo se hace el mate en Argentina?

El mate se prepara utilizando las hojas de la planta de yerba mate. Estas hojas, que vienen trituradas y envasadas, y se denominan comúnmente “yerba”, se pueden comprar en cualquier supermercado del país, en las estaciones de servicio, en los kioscos, siempre se encuentra accesible.

Como te conté, el recipiente se denomina también “Mate” y puede ser el tradicional de calabaza, o un jarrito de madera, de caña, e inclusive de cerámica, metal o plástico. La clave está en elegir un buen recipiente, de base angosta y boca ancha, y si me preguntan a mí, no hay dudas que el de calabaza es el mejor, por su gusto.

La infusión se toma con bombilla, una especie de sorbete de metal o en ocasiones de caña, y el agua no debe estar hervida. De hecho, si el agua hierve, no sirve para el mate. El ideal es que esté entre 75 y 85°.

Una persona prepara el mate, llenándolo de yerba y colocando primero un poco de agua y luego la bombilla dentro. Continúa echando agua caliente y va pasando a las otras personas cada mate que ceba (sirve). Cada uno bebe el mate cuando se lo pasan y lo devuelve al cebador para que lo rellene de agua y siga la ronda.

Este proceso continúa hasta que el mate se “lava” o está “lavado”, es decir, que pierde su sabor.

Existen muchas formas de tomar el mate: amargo y sin agregados, con azúcar o edulcorante, con cáscaras secas de naranja o limón, con hierbas, con agua fría –se llama tereré–, y más. Hay menos formas de prepararlo, pero no son pocas. Cada uno tiene su técnica y sus maestros. 

Los 5 secretos para hacer un buen mate son:

  • Llenar las tres cuartas (3/4) partes del mate.
  • Sacudirlo tapando la boca del mate con la palma de la mano.
  • Poner el mate de lado/ oblicuo, de forma de dejar toda la yerba de uno de los costados del recipiente.
  • Echar un poco de agua tibia en la parte del mate donde hay menos yerba. Cuando la yerba se hincha, ahí es donde se coloca la bombilla.
  • Cebar el mate vertiendo el agua lo más cerca posible de la bombilla para evitar mojar toda la yerba. De esta manera, conserva su sabor por más tiempo ya que cada vez que se pone agua en el recipiente la yerba que está seca irá alimentando, liberando de a poco el sabor. Si mojamos toda la yerba los mates se lavan más rápido.

Las 3 normas básicas son:

    • ¡No muevas la bombilla una vez que se inició el mate! Es para que no se tape y para que la yerba seca no se moje, pero además ¡es casi una ofensa para el cebador!
    • Respeta el orden del círculo.
    • No digas gracias cuando alguien te pase el mate. Esa palabra se utiliza cuando no se quiere beber más, y al escucharla el cebador sabe que, en la próxima vuelta, te va a saltear para el mate.

¿Cuándo se toma mate?

El mate está presente a lo largo de todo el día.

Durante el desayuno, es una costumbre para empezar el día con energía, y antes del almuerzo es un break para calmar la ansiedad o el hambre.

A lo largo del día, es un compañero para realizar distintas actividades: trabajar, estudiar, limpiar la casa, mirar TV/ series, leer.

Durante la merienda, es un momento de distensión, se comienza a cerrar la jornada. Funciona como gesto de bienvenida al que viene de trabajar.

Por la noche, el mate está presente mientras se usa la computadora o durante la sobremesa familiar.

mate
¡Es la hora del mate! - © Nicholas Tinelli

¿Dónde comprar mates en Argentina?

Como ya dijimos, la yerba se encuentra en supermercados y muchos lugares más de venta de alimentos. De hecho, en la actualidad en Argentina, pero más en Buenos Aires, se han expandido en gran cantidad los mercados naturales (también llamados dietéticas) donde se pueden encontrar yerbas orgánicas y con mezcla de otras hierbas o “yuyos”.

En cuanto al recipiente, se consigue en muchos lugares. Si buscan online, también hay miles de opciones. Un buen lugar son las ferias que se hacen en Buenos Aires, donde se venden mates artesanales y uno puede ver y elegir.

Lo importante es luego de comprarlo, y si es de calabaza o madera, saber que hay que curarlo. Hay diferentes métodos para hacerlo, pero quien te vende el mate, te dirá cuál es el indicado para el mismo. El proceso de curación se hace previo a empezar a usarlo y por lo general lleva un par de días.

¿Cuándo es el día del mate en Argentina?

El Día Nacional del Mate en Argentina es el 30 de noviembre, según lo establecido por la Ley 27.117 impulsada con el fin de promover el reconocimiento permanente de las costumbres argentinas.

La fecha fue elegida para conmemorar el nacimiento de Andrés Guacurarí y Artigas, un caudillo guaraní que fue el único gobernador indígena de la historia argentina. Designado por José Gervasio Artigas como Comandante General de Misiones, Andrés gobernó entre 1815 y 1819 la entonces Provincia Grande de las Misiones, desde donde fomentó la producción y distribución de la yerba mate.

El 30 de noviembre es además la fecha en que se suele realizar una feria dedicada a esta infusión, la Feria MateAr, en Buenos Aires.

Mate en Argentina: datos que te pueden interesar

Valeria Trapaga es la primera y única sommelier argentina de mate especializada en cata de yerba mate.

En el año 2020 presentó su libro “El Mate en cuerpo y alma”, de Ediciones Lariviére,

Valeria dio una charla muy interesante y emotiva sobre el mate en TED x Rosario en el año 2012. Los invito a verla y emocionarse con ella.

Y si te queres emocionar aún más, busca el poema que el periodista Lalo Mir leyó en su programa de radio “Lalo Bla Bla” (Radio Mitre), habla de lo que es el mate para un argentino y llega a le esencia de cada uno de nosotros. Es casi imposible leerlo, siendo argentino, sin que brote una lágrima de nuestros ojos.

Notas finales

Este símbolo cultural se vio muy impactado con la pandemia mundial (COVID).

Ya no se puede compartir entre todos porque es un medio de contagio, pero aun así, sigue siendo el motivo para juntarse y charlar, ahora cada uno con su mate, al aire libre. 

¡Aprende a hacer un mate en viaje con nosotros!

Share this post

2 comentarios en “El mate en Argentina: un símbolo cultural saludable”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: